15-03-2021

¿TODA RESTRICCIÓN A LA LIBERTAD CONSTITUYE UN ACTO DE SECUESTRO?

El 11 de marzo de 2021, los medios de comunicación informaron que la Fiscalía de Miraflores archivó la denuncia presentada por la actriz Danna Ben Haim en contra del señor Jaime Cilloniz por el delito de secuestro.

Como se recuerda, el pasado 13 de enero de 2021, la actriz fue retenida por el señor Jaime Cilloniz en su departamento por supuestamente haber pisado el suelo de su domicilio sin su consentimiento. En el video difundido se observó que el señor Jaime Cilloniz acusó a la actriz de ser vendedora de drogas e intentar robar su vivienda, pese a que aparentemente hubo una confusión al equivocarse de ingreso al piso que estaba citada para una reunión de trabajo.

La actriz gritó y pidió ayuda a los vecinos del lugar y, luego de varios minutos, dos vecinos llegaron hasta el lugar para auxliarla y ayudarla a salir del domicilio. Posteriormente, la actriz denunció al señor Jaime Cilloniz por el delito de secuestro. Sin embargo, nos preguntamos: ¿En el presente caso se configuró el delito de secuestro? La respuesta es no, porque no toda restricción a la libertad puede ser calificada como secuestro.

En una primera evaluación, los hechos cumplen con los elementos objetivos del tipo penal de secuestro (privación de la libertad personal). El Código Penal señala que se configura el delito de secuestro cuando un sujeto priva a una persona de la facultad de movilizarse de un lugar a otro, impidiendole decidir donde permanecer.

Sin embargo, también se debe evaluar si el señor Jaime Cilloniz actuó conociendo que su conducta representaba la privación de la libertad de otra persona (dolo) o si, de acuerdo a determinadas circunstancias, consideró que su conducta era lícita.

En el presente caso, el señor Jaime Cilloniz retuvo a la actriz porque consideró que la señorita ingresó a su domicilio sin autorización y con la finalidad de cometer un delito (robo), aunque estuviera equivocado. Por tanto, el señor Jaime Cilloniz asumió que estaba realizando una retención lícita en ejercicio de su facultad de arresto ciudadano (previsto en el artículo 260º del Código Procesal Penal); más aún cuando en el video se observó que el señor Jaime Cillonez solicitaba a su madre llamar a la polícia.  

Por otro lado, los términos en los que se dirigió el señor Jaime Cilloniz a la actriz Danna Ben Haim y su actitud amenazante podrían haber configurado un delito de agresiones contra la mujer (violencia psicológica). Eso debe quedar claro, porque no fue la forma idónea de tratar a la actriz, más aún cuando esta había aclarado la equivocación.

Compartir


1 comentarios


Dejar comentario